Buscar

Twitch & Publicidad: nuevas formas de hacer branding



Hay un lugar de cabecera para gamers, streamers y seguidores de las competiciones de videojuegos, y no es otro que la plataforma Twitch.


Cuando hablamos de esports hablamos de personas que compiten jugando a videojuegos, hablamos de importantes contratos de patrocinio por medio de los cuales los gamers, que amontonan importantes audiencias promocionan determinados productos y prestigiosas marcas, hablamos de un nuevo ecosistema y de una nueva profesión que crece todos los años en audiencias, en ingresos y también en numero de personas que forman parte del sector de las competiciones de videojuegos.


Todo esto pasa en Twitch, que para quien no lo conozca es una plataforma/aplicación que permite la retransmisión en directo de esas partidas de videojuegos de las que os hablamos. Aunque es cierto que en Twitch se puede encontrar ya toda clase de contenido, desde los grandes de la industria como TheGrefg retransmitiendo una partida en Fortnite, Ibai comentando un partido de futbol hasta clases de violín.


Lo cierto es que Twitch no para de crecer y de aumentar sus audiencias día a día por ellos es interesante conocer las cuestiones legales que afectan a la plataforma y que regulan las relaciones de la aplicación con los creadores de contenido y también con seguidores y usuarios.


Twitch se lanzó en el año 2011 y pertenece a Amazon. Cuenta con un plan de partners que permite a los grandes creadores de contenido compartir con su publico las ganancias generadas en sus retransmisiones, lo que permite que el creador pueda rentabilizar su canal. Puede hacerlo de distintas maneras:


- Bits: Son elementos digitales que los usuarios pueden adquirir y apoyar así económicamente el canal del streamer.


- Suscripciones: Las suscripciones al canal tienen un coste den entre 5 y 25 euros. La suscripción puede hacer a través de pago directo o usando una cuenta de Amazon Prime. Si bien los canales pueden seguirse sin necesidad de estar suscrito.


- Contenido publicitario: Los contratos de patrocinio y publicidad constituyen la principal vía de ingresos en el sector de los esports.


Por medio de importantes (y generosos) contratos de patrocinio los streamers reciben la mayor parte de sus ingresos, lo que les permite dedicarse a la generación de contenido. Estos contratos consisten bien en que en sus retransmisiones aparezcan anuncios de la marca con la que se haya suscrito el contrato, bien que sea el propio streamer quien hable y promocione los productos de la marca.


En este sentido, y al igual que ocurre en otras redes sociales como YouTube o Instagram el streamer debe dejar claro a sus seguidores que lo que se está mostrando es contenido publicitario, de manera que no se incurra en prácticas engañosas o anticompetitivas.


Las propias condiciones legales de la aplicación regulan una serie de circunstancias como puede ser la generación de determinado tipo de contenido o la edad de los usuarios que es interesante desgranar y que lo haremos en próximas publicaciones.


El sector de la creación de contenido no cuenta con una regulación especifica y, de hecho, la propia industria busca sus propia autorregulación, procurando evitar la intervención del legislador. Y lo cierto es que es preciso conocer muy bien el funcionamiento de esta industria para que las normas que en su caso se aprobase la fomenten y no acaben con ella.


Plataformas como Twitch se han convertido en importantes escaparates para las marcas y en lugares en los que desarrollar nuevas profesiones y actividades. Este tipo de plataformas han crecido exponencialmente en los últimos años y podemos prever que lo seguirán haciendo en los próximos.


Si eres streamer, club de esports o creador de contenido en Twitch o en otra red social y tienes dudas, en Lecover podemos ayudarte. Puedes ponerte en contacto con nosotros por mail a clientes@lecoverabogados.com , en el teléfono 608502382 o por medio de nuestro formulario de contacto.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo